Últimas publicaciones
Image Alt

Óscar Montezuma: «El Derecho dejó de ser sólo de abogados»

Óscar Montezuma: «El Derecho dejó de ser sólo de abogados»

Fuente: Semana Económica. 7 de marzo de 2019.

ENTREVISTA. El abogado Óscar Montezuma explica cómo se reinventa a través de su nueva boutique Niubox, que cobrará tarifas fijas y abrirá espacios para profesionales que no sean abogados.

La innovación comienza a llegar a los estudios de abogados. En las últimas el abogado Óscar Montezuma se separó de su estudioMontezuma & Porto para formar Niubox Legal Digital, una nueva boutique que busca ser una alternativa a los servicios legales tradicionales a través de la incorporación del sector tecnológico en la asesoría jurídica.

¿Por qué se dio la separación de Montezuma & Porto, su anterior estudio?

Básicamente teníamos miradas distintas sobre hacia dónde teníamos que enfocar las prácticas, pero fue un cierre en los mejores términos. Cada uno tenía una cartera de clientes y se les informó de la separación.

¿Cuáles son las especialidades de Niubox?

En general la especialidad de la firma es tecnología y negocios digitales. Tenemos las especialidades de protección de datos personales y ciberseguridad, políticas públicas y regulación, transformación digital y propiedad intelectual, competencia y consumidor.

En transformación digital hemos trabajado con los innovation labs de varias empresas de distintos sectores porque a veces las áreas legales internas no tienen ese expertise para acompañar a los negocios a transformarse digitalmente desde el lado legal.

Estamos muy interesados en explorar todo lo que tenga que ver con innovación legal. Creemos mucho en la potencia que tiene la tecnología para mejorar la vida de la gente, pero también desde el legaltech, que implicautilizar la tecnología para prestar servicios legales. Hay un espacio interesante para acompañar firmas de abogados a romper el molde, pues la innovación es casi nula es en ese sector y las cosas se siguen haciendo hace muchos años de la misma forma.

¿Cuántos abogados son y cuántos se piensa incorporar este año?

Somos seis personas y probablemente incorporemos más. Muchas veces el éxito de un negocio se suele medir por la cantidad de gente, el volumen o escala. No necesariamente es la forma como yo lo veo. Parto del principio de que menos es más.

¿Tienen áreas de ventas, marketing y comunicaciones?

Tercerizamos el servicio de marketing y comunicaciones. Yo disfruto involucrarme en la parte de comunicaciones. Estamos muy activos en los canales digitales. No tenemos un área de ventas pero sí la vamos a evaluar porque es parte de un modelo más moderno de firma que propone que la venta esté separada del trabajo de fondo. Actualmente yo tengo ese rol estratégico pero con el posicionamiento que hemos logrado es más sencillo.

En el negocio tradicional legal los abogados siempre han sido hombres orquesta. El socio es el que vende, hace el marketing, hace todo. Es una figura bastante patriarcal, pero las firmas [del extranjero] que han ingresado al país y la aparición de muchas boutiques han exigido que éstas se modernicen.

¿Cuánto proyectan facturar este año?

Tenemos una proyección bien ambiciosa, no sólo en facturación. Sí debemos tener un negocio rentable y estable. El año ha empezado mucho mejor de lo que pensamos, pero no me gusta medir el éxito que podamos tener en términos de cuánto facturemos sino de cuánto aportemos a esta discusión de hacer las cosas diferentes.

¿Piensa aliarse con algún estudio nacional o internacional?

Venimos conversando mucho con estudios de otros países, sobre todo de Latinoamérica, que están en la misma línea que nosotros y quieren posicionar el concepto de firmas ‘boutech’ [boutiques en tecnología], pero interesa más en este momento promover la innovación dentro de la organización para consolidar un modelo de negocio distinto. No es un interés nuestro en estos momentos fusionarnos. Tenemos buena relación con otras firmas que atienden otros segmentos y nos piden apoyo en algunos temas.

¿Cómo competirá con estudios más grandes y antiguos que también tienen foco en tecnología?

Poder ofrecer una experiencia diferente a los clientes en todo sentido. Nosotros medimos la atención al cliente, por ejemplo, con encuestas de satisfacción. Queremos que el cliente tenga predictibilidad en los honorarios, que sepa cuál va a ser el entregable que le vamos a dar. Procuramos evitar informes kilométricos por propuestas más asertivas porque el negocio digital es muy dinámico y necesitas ese mismo lenguaje. El cliente busca agilidad. Procuramos velocidad y precisión.

Niubox se enmarca en el movimiento del newlaw, la alternativa al modelo clásico. Ésta es una tendencia internacional que no promueve nombres sino la marca corporativa.

¿Cuáles son sus principales clientes, y de qué sectores?

[Los clientes no los] podemos revelar por confidencialidad, pero los sectores sí: startups y plataformas digitales grandes, también empresas que están transformándose digitalmente en los sectores energía y finanzas.

¿Cuáles son las ventajas de un sistema de tarifas fijas y no por horas?

La noción hora-hombre la hemos eliminado por completo de nuestro esquema de trabajo. Creemos que esto le da mayor predictibilidad al cliente, porque sino se generan incentivos perversos. Se trata de repensar el sistema. El efecto que tiene esto en términos de equipo es fascinante porque hay mucho más compromiso con la profesión. Se mide a la gente por resultados y no por horas facturables.

Si los socios no tienen que ser abogados, ¿qué profesiones pueden tener?

Tenemos esa posibilidad abierta. Me encantaría pensar en la posibilidad de alguien de tecnología de la información o que tenga una formación más administrativa. El derecho dejó de ser sólo de abogados. El abogado es muy bueno en cuanto al análisis legal, pero en cuanto a administrar y gestionar innovación y conocimiento hay que darle el paso a personas con especialidad suficiente y que tengan autonomía para tomar decisiones. Una parte de nuestro ADN es poder fomentar esta discusión.

Publicar un Comentario